Arraigo Social Y Laboral En España

Por su estabilidad y oportunidades, hoy en día España es uno de los destinos favoritos de los inmigrantes. Sin embargo, carecer de un estatus legal en el país conlleva a muchos riesgos y situaciones peligrosas. Por ejemplo, no poder denunciar un delito del cual has sido víctima, tener que aguantar la  explotación laboral o vivir constantemente atemorizado pensando que te pueden expulsar del país, son algunas de ellas. Aquí te hablaremos sobre Arraigo Social Y Laboral En España, para que puedas regularizar tu situación y estar tranquilo, toma nota.

Afortunadamente, el ayuntamiento, te brinda varias opciones para que puedas legalizarte y logres  permanecer en el país de manera regular, disfrutando de todos los beneficios que esto conlleva, unido a la tranquilidad mental y las oportunidades de crecimiento personal y laboral el país tiene para ofrecerte. No obstante en el presente artículo nos centraremos en cómo puedes obtener permiso laboral y de residencia a través del arraigo. En extranjeria.info te lo contamos :

Qué significa arraigo

Jurisprudencialmente  la palabra “arraigo” quiere decir, que una persona extranjera tiene  vínculos fuertes con el país al cual emigró.  Ya sean económicos, sociales, laborales o de otra índole,  que sean recurrentes para apreciar el interés de vivir en ese país y justifiquen la prevalencia de ese nexo.

Es decir, derivado del concepto anterior, en España, hay varios tipos de arraigo, los cuales dependen del vínculo que tengas el extranjero en el país.

¿Qué tipos de arraigo existen en España?

Según el reglamento de Extranjería en su artículo 24, en España existen 3 tipos de arraigo: Social, laboral o familiar, sin embargo, haremos hincapié en los dos primeros. 

¿Qué se necesita para obtener el arraigo social?

arraigo social

Este es el más común de los tipos de arraigo solicitados. Está tipificado en el artículo 124.2 del Reglamento de extranjería, y para poder obtener este beneficio se debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • No tener antecedentes penales.
  • Estar de forma ininterrumpida en el país por un periodo mínimo de 3 años.
  • Tener un contrato de trabajo, que dure mínimo 1 año.
  • Poseer vínculos familiares con algún extranjero que sea residente o en su defecto presentar un informe que indique su integración social en el país.
  • Es exigible el DNI o pasaporte.
  • Tener certificado de empadronamiento o en su defecto demostrar la permanencia en el país (para ello hay libertad probatoria). 

Cabe destacar, que la mejor forma de demostrar el tiempo de permanencia en el territorio español es el empadronamiento, aunque no es la única vía. Al contrario, el extranjero puede tranquilamente valerse de cualquier medio para probar su estadía en España.

arraigo familiar

Si sientes que cumples con todos estos pasos, entonces estas muy cerca de regularizar tu estatus mediante por este método. Solo debes acudir personalmente, o mediante un apoderado si es un menor de edad o estas incapacitado a la oficina de Extranjería en la cual tienes fijada tu residencia e iniciar inmediatamente el proceso.

 ¿Y cómo puedo obtener el arraigo laboral en España?

Este tipo de arraigo está claramente establecido en el artículo 124.1 del reglamento de Extranjería, aunque es el menos solicitado. Esto motivado a que  muchos extranjeros al estar trabajando de manera ilegal, sienten temor de denunciar la empresa o persona que les dio el empleo

arraigo laboral

Para poder acceder a este beneficio debes:

  • Haber permanecido por un periodo mínimo de  de 2 años en el país.
  • No poseer antecedentes penales en España durante ese periodo de tiempo.
  • No tener antecedentes penales en tu país de origen.
  • Haber trabajado como empleado por al menos 6 meses.

En este último punto haremos especial énfasis, ya que es aquí, precisamente en donde se presentan las mayores complicaciones o dudas para el inmigrante.

Cómo demostrar el arraigo laboral

El Artículo 124.1, claramente establece, que la persona debe presentar ante los organismos competentes una relación judicial que compruebe la relación laboral y su duración  o en su defecto la “resolución administrativa confirmatoria del acta de infracción de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que la acredite” a efectos de poder darle carácter legal a la solicitud de arraigo.

Es aquí, donde los extranjeros se intimidan, ya que el hecho de estar trabajando sin el permiso correspondiente, puede acarrear multas e incluso la expulsión del territorio español.  Pero aun tomando en cuenta lo anterior, este tipo de arraigo conlleva menos trámites y requisitos que el social.

Por otro lado, el artículo 24 de la constitución española, brinda el carácter de indemnidad, es decir, las personas están protegidas de sufrir cualquier consecuencia negativa por el ejercicio de un derecho judicial. Esto brinda un poco de tranquilidad y  ampara a los solicitantes. 

¿Quién emite el informe de arraigo?

La autoridad  competente autorizada para emitir  este documento es la Comunidad autónoma en la cual reside el extranjero. Sin embargo, también se puede delegar a los Ayuntamientos correspondientes, pero debe ser comunicado a la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración.

Notas  importantes

Si se van a presentar  documentos en otro idioma, deben ir traducidos al castellano o al idioma cooficial de la localidad donde se vaya a realizar el proceso.

La solicitud en modelo oficial (EX–10), debe ir impresa por duplicado, debidamente llena con todos los datos requeridos por Extranjería.

Además, todo documento público extranjero, tiene que ser oportunamente legalizado por la oficina consular de España, salvo que dicho documento se haya Apostillado por las autoridades competentes del país que lo emite. Además, deberás presentar copia de cada uno y exhibir los originales cuando realices tu solicitud. 

Al momento de hacer el trámite debes tener  tu pasaporte,  título de viaje o cedula de inscripción, así como también presentar  el abono de la tasa correspondiente. Por otro lado, debes llevar tres fotos a color en fondo blanco, tamaño carné.

Cabe resaltar,  que las autoridades tomarán en cuenta cualquier documento relativo a una hospitalización, consultas médicas en la sanidad pública, así como cualquier documentación municipal o estatal que  avale tu presencia en   España.

Finalmente  solo resta que los organismos revisen a fondo tu papeleo y te concedan el permiso de residencia y laboral a través de la figura del arraigo, para que puedas iniciar una vida nueva llena de muchas oportunidades en este gran país.