Contratos de Trabajo en España

Un contrato de Trabajo es una relación laboral entre un trabajador y un patrono de manera voluntaria en la prestación de servicio de parte del primero a cambio de una retribución económica del segundo.

Contrato de Trabajo

En el mismo, se  toma en cuenta algunas consideraciones, derechos y responsabilidades de cada uno de los involucrados como requisito indispensable para que exista una relación laboral clara y armoniosa. Entre los requisitos básicos a la hora de consolidar un Contrato de Trabajo están:

  • Conocer la actividad que realiza el trabajador
  • Establecer un compromiso del trabajador en relación al cumplimiento de sus funciones con el empresario, tomando en consideración sus derechos con respeto, dignidad y honor.
  • Establecer la retribución laboral, acorde con el perfil requerido.

En España, el Ministerio del Trabajo y Economía Social es el ente rector que establece las modalidades  e incentivos de contratos de Trabajo, partiendo de la norma básica plasmada en los Estatutos de los Trabajadores.

Este documento fue creado por el Real Decreto Legislativo el 24 de marzo bajo el número 1/1995, pudiendo formalizarse a pesar que se han realizado reformas considerables.  En él se define que contrato de trabajo será aplicado a todo aquel que presta alguna clase de servicio dentro de una organización recibiendo una remuneración del mismo.

Contratos de Trabajo en España

Normativas básicas que rigen Los Contratos de Trabajo

Entre las normativas legales que rigen los Contratos de Trabajo en España se encuentran las Leyes Orgánicas, Reales Decretos, Reales Decretos-Leyes, Reales Decretos-Legislativos y Órdenes.

Modalidades de Contrato de Trabajo en España

Contrato Indefinido

Es un tipo de relación laboral donde no se establece un límite de tiempo, a pesar de que existen pautas establecidas en los Estatutos de los Trabajadores. En este contrato puede haber un periodo de prueba hasta de 6 meses. Es tipo de relación laboral presenta ciertas particularidades para ciertos sectores de la población, entre ellas están:

  • Personas con discapacidad en centros especiales y otros.
  • Trabajadores mayores de 52 años cuya condición sea beneficiario de una pensión por desempleo.
  • Empleados excluidos socialmente.
  • Personas con privación de libertad.
  • Familiar de un trabajador autónomo, en otras palabras apoyo a los emprendedores y micro empresarios.
  • Personas víctimas de violencia de género, doméstica, víctima de trata de seres humanos o víctima de terrorismo donde se evidencie su condición por organismos competentes.
  • Personas excluidas por empresas de inserción, es decir por contingencias o contratos.
  • Trabajo en grupos de personas pertenecientes al Sistema Nacional de Garantía Juvenil.
  • Trabajadores de empleo joven en aprendizaje y formación cuya  práctica provenga de una ETT.

Contrato Formativo para la Formación y Aprendizaje

Tiene como finalidad la formación teórico-práctica del trabajador para que pueda demostrar sus habilidades y destrezas al desempeñar un oficio con un nivel de competencia aceptable. En este tipo de contrato los trabajadores permanecer aproximadamente el 15% del tiempo en formación constante y avalado por un organismo público, que certifique la misma.

Entre otras condiciones establecidas están el no devengar horas extras ni horarios de trabajo mixtos. Su temporalidad por lo general es de tres años. Para que se haga formal este contrato es necesario cumplir con una serie de requisitos de parte de la organización como la escogencia del número de contratos a realizar en función a los puestos necesarios.

 En relación a los trabajadores, los posibles candidatos a esta modalidad deben estar en edades comprendidas mayores de 16 años y menores de 25 años que no tengan las competencias requeridas, a excepción de los que presentan discapacidad.

Contrato de Prácticas

Esta modalidad de contrato se hace efectiva cuando un trabajador pone en práctica sus habilidades, destrezas y conocimientos dentro de una organización. Se requiere de ciertas consideraciones para su efectividad por parte de la organización.

Entre ellas se encuentra que el contrato no debe ser mayor a dos años ni menor a seis meses al personal que haya sido contratado en otras organizaciones bajo esta modalidad, debido a que el trabajador debe presentar un certificado de formación que demuestre sus competencias.

Otro de los requerimientos es que debe poseer un título Universitario no mayor de cinco años desde su obtención que lo acredite para el ejercicio de la práctica profesional, si es discapacitado el tiempo no debe ser mayor de siete años.  

En lo que respecta al salario establecido en el Contrato de Trabajo, este no puede ser menor al 60% de lo acortado durante el primer año de servicio y al segundo año se incrementara al 75%. Si el contrato se prologa seis meses después de lo establecido se considerara como un contrato indefinido.

Contrato de Trabajo Temporal

Son aquellos tipos de contrataciones que se conviene por un tiempo determinado, presentándose de diferentes maneras según las necesidades de la organización que lo establece. Entre ellas están:    

Contrato Temporal por Necesidades de Producción

Como su nombre lo indica, en un tipo de contratación aplicada según las necesidades de producción de una organización para dar respuesta a un mercado específico. Allí se establecerán las actividades que realizaran los trabajadores eventuales y la cantidad de contratos a convenir con la misma.

Cuando se concluye el contrato de trabajo, la remuneración económica corresponde a 12 días de salario por cada año de trabajo laborado en la organización, a excepción de que se establezca en el contrato otra diferente. Esta contratación tiene un tiempo efectivo menor a los seis meses durante el año en curso sin superar al año en un periodo de 18 meses.

Es necesario aclarar que cuando un  trabajador este laborando en la organización durante dos años dentro de un tiempo de treinta meses según convenios internos, se considerará  trabajador de la plantilla de la organización, en el mismo o diferentes puestos de trabajo sea  de la misma o grupos de organizaciones  filiares.

Contrato de Obras y Servicios

Este tipo de contratación temporal presenta dos características, la primera es que no se establece los tiempos determinados ya que solo será necesario para el cumplimiento de una actividad, obra o servicio.

La otra que solamente puede usarse para un puesto de trabajo específico dentro de la organización al menos que se acuerden convenios aplicables de acuerdo a un caso particular, sin la opción de cubrir vacantes dentro de la organización, así como también la extensión de su duración.

En lo que respecta al tiempo de duración del contrato, si el trabajador excede al plazo de contratación pasara a la plantilla de la organización como personal indefinido de manera automática. Cuando se da por culminado el contrato el trabajador será remunerado por 12 días del salario por año de servicio.