Nacionalidad Española

Adquirir una nueva nacionalidad es un proceso que para algunos puede  resultar innecesario, o muy complicado. Sin embargo, esta opción puede traerte nuevos beneficios y facilidades. Aquí te explicamos las maneras en las que puedes aplicar para obtener la nacionalidad española. Sigue leyendo para averiguarlo.

Nacionalidad Española

Nacionalidad por naturaleza

Esta es la nacionalidad que obtienen los bebés al nacer, no hay mayor proceso legal y aplica para diferentes casos, tales como:

  • Nacidos de alguno de los padres con origen español.
  • Nacidos en España, sin embargo, al menos uno de los padres debieron nacer en España.
  • Nacidos en España con padres sin nacionalidad, o que no puedan otorgarle alguna por su legislación.
  • Nacidos en España a los cuales no se le conoce la identidad de los padres.
  • Menores de 18 años adoptados por un ciudadano español.

Nacionalidad por opción

Este es el nombre que el gobierno español les otorga a las personas que, naturalmente, no tienen la nacionalidad española y optan por conseguirla. Debes cumplir al menos una de estas características para hacerlo:

Aquellas personas que estuvieron o sigan bajo la patria potestad de un español. La posibilidad de obtener la nacionalidad bajo esta forma caduca a los dos años de cumplir la mayoría de edad, es decir, a los 20 años. En caso de provenir de un país en el cual la mayoría de edad no son los 18 años, como en España, se cuentan los dos años de plazo luego de volverse mayor de edad según corresponda su caso.

Cuando se determina la filiación (definir quiénes son los padres de una persona) y se concluye que estos nacieron o hubiesen nacido en España luego de haber cumplido los 18 años. Para este tipo de casos, se permite obtener la nacionalidad en un plazo de dos años tras la determinación de la filiación o nacimiento.

Conseguir Nacionalidad Española

Las personas que fueron adoptadas por españoles después de cumplir los 18 años, tienen derecho a optar a la nacionalidad al cumplirse los dos años de adopción.

Nacionalidad por residencia

Esta modalidad es válida para aquellas personas que cumplen un periodo de residentes legales por 10 años consecutivos. Hay algunas excepciones que reducen el periodo.

A 5 años

Las personas que obtengan la condición especial de refugiado por el gobierno español.

A 2 años

Beneficio para aquellos que cuenten con alguna nacionalidad de los países iberoamericanos,  Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí.

A 1 año

Deben cumplir con alguna de las siguientes características

  • Nació en territorio español.
  • No ejerció su debido derecho a obtener la nacionalidad por opción
  • Lleve un año de matrimonio con un español o española sin estar separados de manera legal o de hecho.
  • Viudo o viuda de un ciudadano español, siempre y cuando en el momento de la muerte de su cónyuge no había separación judicial o de hecho.
  • Nacido fuera de España, con padres o madre, abuelo o abuela, sin la nacionalidad pero todos ellos hubiesen nacido en España.
  • Estar bajo la tutela, guarda o acogimiento de un ciudadano español.

En este caso,  el acogimiento que permite obtener la nacionalidad española es aquella donde hay una resolución pública en el organismo para la protección a menores, en la entidad del territorio donde se encuentre. En resumidas cuentas, debe estar jurídicamente reconocido.

Nacionalidad por carta de naturaleza

Aplica para casos excepcionales, y otorga la nacionalidad al solicitante por Real Decreto.

Pérdida y recuperación de la nacionalidad

Hay que tomar en cuenta que, luego de adquirir la nacionalidad española, todavía hay ciertas condiciones a tomar en cuenta, ya que esta puede ser anulada si no se toman las precauciones necesarias.  

La nacionalidad puede perderse si:

Personas emancipadas y residentes en el extranjero, que adquieran voluntariamente alguna otra nacionalidad. Para evitar la pérdida deben declarar, en un plazo de tres años, su voluntad por mantener la nacionalidad española. Si alguna de estas nacionalidades es de los países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal, no es necesaria la declaración.

Aquellos emancipados, residentes en el extranjero y utilicen por un plazo de tres años la nacionalidad otorgada antes de la emancipación. El procedimiento para mantener la nacionalidad es el mismo explicado en el caso anterior. Aplica igualmente la excepción con las nacionalidades ya mencionadas.

Quienes son españoles, nacidos en el extranjero, con la nacionalidad gracias a un padre o madre no nacido en España, pierden la nacionalidad a los tres años de cumplir la mayoría de edad sin haber declarado su voluntad por conservarla.

Pérdida para aquellos de no origen

Esto aplica en casos, por ejemplo, si la nacionalidad fue obtenida mediante residencia

  • Uso por un periodo de tres años, la nacionalidad a la que hubiesen renunciado al adquirir la española.
  • Prestar servicio de armas de manera voluntaria o ejercicio del algún cargo político en Estado extranjero, a pesar de la prohibición del gobierno.
  • Sentencia que declare la falsedad, fraude o manipulación de información para la obtención de la nacionalidad.

Recuperar la nacionalidad española

Según el artículo 26 del Código Civil español, al cumplir con una serie de requisitos, es posible la recuperación de la nacionalidad. Estos son:

  • Declarar ante el encargado del registro Civil su deseo de recuperar la nacionalidad española.
  • Inscribirse en el Registro Civil registrando la recuperación de su nacionalidad.

Es importante acotar que para la realización de este proceso, la persona debe estar residenciada de manera legal en España, a emigrantes y los hijos e hijas de emigrantes no se les aplica esta medida.

Para realizar la solicitud de recuperación es necesario dirigirse el Registro Civil. En caso de no estar en España, los consulados son los organismos a los cuales acercarse para tramitar el proceso.

Luego de leer cual opción aplique a tu caso, recomendamos contactarte de manera directa con las entidades pertinentes, y así obtener de primera mano la información específica, ya sea para la obtención o recuperación de la nacionalidad. Estos procesos se toman su tiempo, así que toma las precauciones al realizar la solicitud teniendo en cuenta que no recibirás resultados inmediatos.